ALERTA DE INCENDIOS EN VIVIENDAS EN ÉPOCA DE FRÍO

El Consorcio Provincial de Bomberos de València ha alertado del comienzo de la temporada de incendios en viviendas con la llegada del frío, a partir del mes de octubre; una tendencia ya apreciada en años anteriores.

Entre enero y marzo de 2018 se produjeron 186 incendios en viviendas, número que descendió considerablemente en los meses estivales, con 41 avisos en junio y 37 en agosto, siendo, como se ha comentado, los meses de frío los más afectados por siniestros de este tipo, con 67 solo en noviembre.

Además, la situación de este último año se ha agravado en comparación al 2017, especialmente los meses de febrero y marzo, con 50 y 75 avisos en 2018 respecto a los 40 y 59 avisos del año 2017.

El presidente del Consorcio, Josep Bort, ha concretado que las principales causas que están detrás de numerosos fuegos en el hogar son los aparatos de calefacción como estufas eléctricas y velas, radiadores, chimeneas con mal mantenimiento y braseros en estancias sin ventilación, como debajo de mesas camilla. Adicionalmente, ha destacado que las estancias en las que más incendios se producen son el comedor (21.5%), el dormitorio (18.1%) y la cocina (7.6%).

El Consorcio ha insistido en que la prevención, como revisar los aparatos de combustión líquida o con gas inflamable, colocar detectores automáticos de humo o vigilar y apagar siempre antes de acostarse las fuentes de ignición como las velas, es clave para evitar estas situaciones.

Según los últimos datos de un informe presentado por la Fundación MAPFRE y la Asociación Profesional de Técnicos de Bomberos (APTB), el año 2017 murieron 212 personas en incendios en España por fuegos o explosiones, ya fuera por quemaduras o inhalación de humos y en espacios cerrados o al aire libre. El 64% de víctimas mortales se registraron en los seis meses de más frío del año, contabilizándose entre noviembre y febrero más fallecidos en viviendas que en el resto del año, siendo enero el peor mes.

Las cinco comunidades con mayor índice de fallecidos por millón de habitantes en 2017 fueron: Navarra (6.1), Extremadura (5.6), Comunidad Valenciana (5.2), País Vasco (4.1) y Andalucía (4.1). por el contrario, las de menor tasa de víctimas mortales en viviendas por millón de habitantes fueron: Asturias (0), Madrid (1.2), las Islas Canarias (1.4) y Aragón (1.5).

 

Fuente: ABC y APTB.